lunes, abril 03, 2006

Iker Sinise

A menos que usted, amigo lector epiceno, sea español, es poco probable que conozca el nombre y la trayectoria de Iker Jiménez. En ese caso, le diré: su nombre es Iker Jiménez y su trayectoria abarca más de diez años de contar en radio y televisión viejas historias de miedo como si fueran nuevas (y verídicas). Es tal su talento para repetir la palabra «misterio», alcanza tan altas cotas su capacidad de ignorar cualquier dato inconveniente, que se ha ganado el reconocimiento de buena parte del público.

Y, por supuesto, visto que vivimos en una sociedad que no perdona el éxito, lo han atacado. Cargan contra él por atreverse a solicitar el aval de museos y planetarios para una noche de observación, sólo porque olvidó mencionar el detalle de que lo que se observarían serían ovnis. Así es: cuando alguien llega a la cima, los que pastan en las llanuras enverdecen de envidia y se juramentan derribarlo. Y para eso, no desaprovechan ocasión de usar en su contra todo fraude o falta ética en que pueda haber incurrido.

Y yo también debo envidiarlo (seguramente se trata de algún impulso freudiano inconsciente, porque no me doy cuenta), ya que escribo esta entrada solamente para denunciar un plagio que Jiménez habría cometido en sus espacios de relatos fantásticos ajenos. Aparentemente soy el primero que llama la atención sobre el particular, aunque debería saltar a la vista:

El dossier de Iker Jiménez Milenio 3 Impacto y todo el asunto de «las niñas etéreas del camposanto», historia que se viene desarrollando desde hace casi un año, es una burda copia de la película Rescate.

Estará pensando el sagaz lector: «Pero Iker Jiménez no se parece a Mel Gibson, y su esposa y colaboradora Carmen Porter tampoco es ninguna Rene Ruso». No se apure, que no van por ahí los tiros exactamente. En la reelaboración de la película que Jiménez ha hecho sin consentimiento de sus realizadores, él tiene el papel que en el cine interpretó Gary Sinise.

«Entonces —dirá usted—, ¿Carmen Porter es Lili Taylor?» Las cosas no son tan sencillas. Es cierto que hay diferencias, pero las similitudes son tales que no se pueden pasar por alto:

Actualización: Me hacen notar en los comentarios que, en mi afán denunciante, olvidé advertir que el análisis revela detalles del argumento de la película. Mis disculpas y advertido queda.

  • En Rescate: Jimmy Shaker (interpretado por Gary Sinise) secuestra a un niño y envía fotografías del pequeño a sus padres, amenazando con matarlo si no pagan el rescate.
  • En Milenio 3 Impacto: Iker Jiménez (interpretado por Iker Jiménez) publica fotografías de una niñas que, en apariencia, ya están muertas (lo cual curiosamente no les impide pasearse por el cementerio).

Hasta aquí, las semejanzas son triviales y discutibles. Pero, conforme continuemos la comparación, verá que resulta cada vez más difícil atribuirlas a una coincidencia (o, incluso, a una serendipia):

  • En Rescate: Shaker pierde los estribos a causa de la insumisión del padre y comienza a lanzar amenazas de matar al niño.
  • En Milenio 3 Impacto: Jiménez pierde los estribos a causa de la insumisión de los escépticos y comienza a amenazar con acciones legales.

  • En Rescate: El padre del niño acude a los medios y ofrece una recompensa a quien le entregue al secuestrador.
  • En Milenio 3 Impacto: Quienes dudan de la autenticidad de la fotografía publican un anuncio en una revista, solicitando ayuda para dar con la fotografía original con que se habría hecho el trucaje.

  • En Rescate: A causa de su maniobra, Shaker es víctima de un disparo que le hiere el brazo.
  • En Milenio 3 Impacto: Jiménez se hace la víctima y se muestra herido.

Éstos son los elementos de juicio. Podrán refutarse o criticarse, pero no pueden ser ignorados. Yo, por mi parte, insisto en mi denuncia. Insisto en ella tan seriamente como pueda usted tomarse esta entrada.

He dicho.

14 comentarios:

  1. Inquietante, amigo Otis, muy inquietante. A mí el médico me tiene prohibido ver el programa, porque me sube la tensión, pero me hizo gracia lo de las "serendipias" cuando vi el vídeo. Lástima que la palabra sólo se aplique a los descubrimientos científicos en los que intervenga el azar, no a las "casualidades increíbles" en general. Supongo que esas sutilezas se le escapan al señor Fríker...

    ResponderEliminar
  2. Menudo rostro tiene este tío. He leído su justificación sobre el engaño y es una increíble declaración de supuesta ingenuidad: "no me cabe en la cabeza que alguien sea capaz de hacer algo así, he aprendido mucho sobre los de mi propia condi... digo, sobre la condición humana". Él verá si cree que su figura no pierde credibilidad ni entereza con esas declaraciones. Por mi parte, si todo estaba pensado de antemano para desacreditar a Íker, ole los huevos del tal Nacho porque se la coló bien doblada :P

    Obviamente no reconoce ni reconocerá que "los malvados escépticos" que dijeron una y otra vez que era un fraude tenían razón, sino que en todo caso dirá que fue casualidad y no estaba relacionado puesto que los escépticos "no investigan".

    Un saludo. Jose Brox

    PD Sí, las similitudes entre Ransom y el Episodio del Camposanto deberían haber sido evidentes para todos... ¡para todos aquellos que hubieran visto la película! Grrr

    ResponderEliminar
  3. Ups... Tiene usted toda la razón, don Brox. Le pido disculpas y ya lo arreglo.

    ResponderEliminar
  4. Desde España con amor03 abril, 2006 18:39

    Al autor de tan deprorable artículo:
    ¿podría usted venir a España en otro vehículo que no fuera una patera?
    Atentamente

    ResponderEliminar
  5. Me deja consternado, señor Con Amor. En las 775 palabras de mi artículo no alcanzo ni la décima parte de "deprorabilidad" que su xenofobia logra en apenas 20. ¿Por qué no lo ha firmado? El autor de tal pieza merece ser conocido.

    ResponderEliminar
  6. Muy acertados tanto el artículo como el último comentario.

    Sinceramente, yo ya he dejado de razonar con los seguidores de IJ. No creo que se pueda razonar con alguien que no quiere razonar. Lo cual me lleva a pensar, ¿qué esto que hace este hombre? Porque desde luego no hay atisbo alguno de razón en su discurso.

    ResponderEliminar
  7. Una mente hábil, sí señor, yo nunca habría encontrado semejante parecido, al menos no hasta que he empezado a leer el artículo.
    Gran blog.

    ResponderEliminar
  8. Iker pasó de defender a la "familia García Peña" a muerte a cargar todo sobre Nacho. Un detallito: Nacho era un admirador del programa y de Iker, ahora, este, no puede dejar de apuntar respecto aL CHICO: "se autodenomina escéptico". Es decir, el malo de la peli-Sinise- es ¡escéptico!, y no lo digo yo, oiga, lo dice él, que se autodenomina.

    Los detractores, que no descansan, será.

    Buena entrada, Otis.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por poner el aviso de spoiler ;-)

    Íker parecía de los listos, pero al final va a resultar que no, que es de los que están en el camino de la autodestrucción sin percatarse de ello a tiempo.

    Jose

    PD Me gusta tu blog

    ResponderEliminar
  10. "Desde España con amor", eso se llama xenofobia desviada. Los que viajamos en patera somos los cubanos y los marroquíes... qué casualidad, gente de dos de las últimas posesiones coloniales españolas. Otisdill es argentino, y al parecer usted ni siquiera es capaz de escarnecerlo con algunos de esos estereotipos sobre argentinos...

    ResponderEliminar
  11. Ea, que Con Amor tiene razón. ¿qué es eso de que un extranjero ose criticar -o peor aún, pitorrearse- de los valores de la España profunda? Háyase visto, qué insolencia. La tontería española es tan especial que sólo puede ser criticada por toreros de pura cepa.
    ¿O ustedes creían que la idiotez es universal y puede ser tomada a la chacota desde cualquier lugar del mundo?
    No hombre, la idiotez española es un bien local y un asunto interno, qué joder. Vaya, para muchos, como ConAmor, es más bien parte del acervo cultural ibérico y merece una defensa encendida.

    Habrase visto, coño.

    Saludos, mistermaguf

    ResponderEliminar
  12. Andres:

    Impecable como siempre. Esa fina ironía suya parece escocer en ciertos sectores y me parece perfecto. Me duele el insulto que le hace mi paisano amoroso, ya que puestos a ser insultados usted merece algo con mucha más clase, debería usted ponerse la capa de Cyrano de Bergerac y darle un par de lecciones... o mejor no, caerían en saco roto. De todas formas, es cosa sabida que el insulto es la herramienta a la que recurren los necios cuando no tienen más remedio que darnos la razón.

    Juan Pablo dice: «Los que viajamos en patera somos los cubanos y los marroquíes... qué casualidad, gente de dos de las últimas posesiones coloniales españolas». Juan Pablo: si tiene usted alguna lección de historia que darnos, no se corte. Me interesa sobre todo la relación de las pateras con el colonialismo español. Y si le quedan ganas, lo tocante a Marruecos como posesión colonial española tambien sería de agradecer. Quedo a la espera.

    Amigo amoroso:

    Mis antepasados, al menos los de una rama de mi familia, llegaron a España en patera o algo parecido. Fue allá por el 711 d. C. Y oiga usted, la que liaron. ¿Cómo llegaron los suyos? Si no lo sabe no pasa nada. El desconocimiento del árbol genialógico más inmediato (sobre todo por parte paterna) no es un hándicap hoy en día. De hecho en sectores como la política parece ser un rasgo poco menos que imprescindible. Ah, y un consejo. Lea usted un poco y así aprenderá a insultar como Dios manda. No será más querido pero al menos resultará algo menos patético.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. El bueno de Iker y la simpática Carmen...
    Ella me hizo un reportaje de 16 minutos el cual, editado y con la consecuente música "de misterio" sirvió para ilustrar mi libro sobre el Manuscrito Voynich.
    Y debo reconocer que se me trató muy bien (en aquel entonces yo no sabía ni quiénes eran), e incluso recibí un elogio de Iker.
    Cuando dije que en mi opinión el MV era un embuste muy bien tramado en el siglo XVI, Iker expresó: "Es escéptico y no se lo calla: es valiente y lo dice".
    Un escéptico necesita, parece, ser "valiente" para reconocer su escepticismo.
    Pero insisto -y muy en serio-: se me trató muy bien y pasé un rato ameno dialogando con la gente de Milenio 3.

    ResponderEliminar
  14. VAYA TIMO¡
    Perdonad mi ausencia, he vuelto.
    Hola queridos fieles, furibundos seguidores de mis sabias epístolas. Tras un periodo de recogimiento, de ejercicios espirituales, de introspección interior buscando acallar mi super-yo frente a mi pecaminosa tendencia a dejar que el ello arremeta contra mi pureza, he vuelto. Y lo hago para quedarme,...síguelo en http://mentecatosdelaciencia.blogspot.com/

    ResponderEliminar