martes, septiembre 05, 2006

¡Optimus Prime es argentino!

Tal vez no lo sepa, amigo lector epiceno, pero en el corriente año de 2006 se cumple el vigésimo aniversario de Transformers: La película. No, está claro que no me refiero a la producción con que para el próximo año nos amenazan el director y los guionistas que cometieron La isla. Hablo de una película de animación que se estrenó en 1986 y que, si pudiera, me recomendaría a mí mismo a los nueve años. De esa manera entendería a tiempo cuál fue la catástrofe que puso de cabeza la serie de la noche a la mañana, eliminando a los personajes más interesantes y carismáticos. Claro que también tendría que regalarme una videocasetera, pero ¿qué inconveniente puede representar eso para alguien capaz de viajar en el tiempo y encontrarse con su yo de nueve años?

(Hay otra razón por la que quisiera haberla visto en aquel entonces: disfrutarla. Hágame caso, amigo lector epiceno: si atesora recuerdos de su niñez, déjelos que sigan siendo recuerdos. Es cierto que con las facilidades de Internet es muy grande la tentación de revivirlos; pero, si acepta el consejo de un bloguero que no actualiza nunca, no lo haga. Déjelos nomás en el arcón de la memoria, tales como estaban cuando los vio por última vez con ojos de niño. Si no me escucha a mí, escúchelo entonces a Brent Sienna, que está de acuerdo conmigo. Créame, es la única manera de mantener viva la ilusión de que su infancia fue de mejor gusto que la de los chicos de ahora. Bueno, está bien, puede ver un pedacito. Pero después apague YouTube y deje todo como estaba.)

Cerrado que hube este paréntesis de realidad, procederé a deoír mi propia advertencia y a hablar de Los Transformers. Aunque no específicamente de las series, ni de una u otra película, sino del aniversario que mencioné más arriba. Acontece que, en celebración, las compañías jugueteras Hasbro y Takara lanzaron en su momento una Edición Vigésimo Aniversario de Optimus Prime. (Bueno, en realidad la lanzaron en 2004 al cumplirse veinte años del estreno de la serie original; pero, por supuesto, no dejarán pasar la oportunidad de relanzarla en 2006).



¿No es encantador? Vamos, no me diga que no lo quiere, porque no le creo. ¿Quién no querría un kilo y medio de metal totalmente articulado que se transforma en un camión con acoplado y todo? Y ya que mencioné al acoplado, aquél que en la serie tenía la virtud de volverse intangible toda vez que su dueño caminaba por ahí en modo robot:


Éste es un detalle que no conocía del valeroso líder autobot. Ya tenía noticia de algún aspecto de su vida privada, pero no me lo habría imaginado haciendo gala de la celeste y blanca. Tenía entendido que Optimus era una suerte de Ronald Reagan de diez metros de alto con conexiones neurales estables; ahora caigo en la cuenta de que... ¡Horror! ¡Debe ser del gremio de Hugo Moyano! ¡Y seguramente tiene frases «ingeniosas» escritas en el paragolpes trasero! ¿Tendrá colita rutera? ¿Y seguro? ¿Tendrá seguro?

Pero, en fin, todas estas consideraciones son sólo accesorias. La costumbre manda que debo sentirme orgulloso por compartir nacionalidad con un grande, como si de alguna manera fuera mérito mío. Así que, ¡aguante Ótimus viejo y peludo nomás!

9 comentarios:

  1. Oh, amigo Otis, ahora entiendo muchas cosas.
    Entre ellas, su estado mental.
    Un abrazo grande.

    (¡GRANNNDEEEE, ÓPTIMUUSSSS!)

    ResponderEliminar
  2. No quiero ser epiceno y quiero volver a recrear mi infancia hasta el útero materno. Esto lo consiguió usted.

    ResponderEliminar
  3. Dejame hacerte la siguiente corrección.
    El aniversario es de los transformers en General, este Masterpiece (asi los llaman) es el primero de varios que han salido.

    Tenes tambien, a Ultramagnus - Starscream y en breve Saldrá el querido Megatron.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. por favor me gustaba optimus hasta ke dijiste ke era argentino.. ke asco...guajjjjjjjjjjjjjj...
    :P

    cof cof

    guacala

    ResponderEliminar
  5. Buenas
    si vieron la pelicula q decepcion y al q aun no la ve es mejor q no la vean se van a sentir peor q yo pero si quieren aun todavia quedarse con la imagen de todos los transformes originales visiten SEIBERTRON.COM.
    HECTOR

    ResponderEliminar
  6. Argentino? por dos colores?

    Flipas tu eh?

    ResponderEliminar
  7. ¿Optimus argentino?... no... no era tan pedante

    ResponderEliminar
  8. Blanco azul y rojo. los colores de optimus....mmm es Chileno entonces.

    ResponderEliminar