miércoles, diciembre 13, 2006

Cero coma Verizon

No suelo incluir aquí material ajeno, pero no podía dejar de contar la historia real de George. Es una historia que, en términos sencillos, puede resumirse del siguiente modo:

George vive en Estados Unidos.

George tiene tarifa plana de telefonía celular (no de Internet inalámbrica, como yo había interpretado incorrectamente y puesto aquí en una versión anterior de este post) en la empresa Verizon.

Hace poco, George tuvo que pasar un tiempo en Canadá, de modo que llamó al servicio de atención al cliente de Verizon y preguntó cuál era el costo desde allí. La respuesta fue que, para transferencia de datos, la tarifa era de 0,002 centavos de dólar por kilobyte.

O sea, dos centavos de dólar por megabyte.

¿Le parece demasiado barato? George pensó lo mismo. De modo que pidió confirmación. Y la confirmación llegó de inmediato: «Sí, señor, son cero coma cero cero dos centavos por kilobyte».

Con esa confirmación, George fue a Canadá y usó su conexión.

Al tiempo, George volvió de Canadá.

Y al volver, se encontró con una factura que le comunicaba que tenía con Verizon una deuda de más de setenta dólares en concepto de transferencia de datos mientras estuvo en Canadá.

No, George no había cruzado la frontera para descargar un DVD a su celular fuera del alcance de la MPAA. Su transferencia se limitó a unos razonables treinta y cinco megabytes.

Los cuales le estaban cobrando a razón de 0,002 dólares por kilobyte.

O sea: cien veces el precio que lo que habían cotizado originalmente.

¿Qué haría usted si estuviera en el lugar de George? Bien, George fue bastante más educado. Lo que él hizo fue tomar el teléfono y volver a llamar al servicio de atención al cliente de Verizon.

Ahora bien: usted pensaría, y yo estaría de acuerdo, que a George le resultaría trivial comunicar su dilema. Después de todo, es una noción que debería estar al alcance de cualquiera que haya pasado por la primaria sin tropezarse con todos los bancos. Y, muy probablemente, George pensó lo mismo.

George se equivocó. Espantosamente.

Después de cuarenta y cinco minutos al teléfono y dos cambios de interlocutor, a George se le ocurrió empezar a grabar la conversación. Y lo que grabó, traducido con su anuencia, es lo que sigue:

[en espera en el servicio de atención al cliente de Verizon]

Trent (Verizon): Hola... Sí, ¿George?

George: Sí.

T: Te pido disculpas por hacerte esperar. Tengo a Mike en línea. Él es mi supervisor aquí y, este, él se ocupará de ti a partir de ahora, ¿okey?

G: Gracias.

T: Muy bien.

Mike (Verizon): Gracias, Trent. Buenas noches, George, ¿cómo le va?

G: Genial, excepto que ya llevo dos llamadas y cuarenta y cinco minutos tratando de resolver esto.

M: Okey, bien, veamos qué tenemos aquí. Le pido disculpas por, este, por que haya tenido que llamar tantas veces. Veamos, humm, parece que está cuestionando unos kilobytes que usó mientras estuvo en Canadá.

G: Bien, déjeme empezar con una pregunta básica.

M: Okey.

G: ¿Se da cuenta de que hay una diferencia entre “cero coma cero cero dos dólares” y “cero coma cero cero dos centavos”?

[pausa]

M: ¿Cero coma cero cero dos dólares?

G: ¿Se da cuenta de que hay...?

M: ... y cero coma cero cero dos centavos.

G: Sí, ¿se da cuenta de que hay una diferencia entre estos dos números?

[pausa]

M: No.

G: Okey, ¿hay diferencia entre dos dólares y dos centavos?

M: Bueno, sí, señor...

G: Bien, ¿hay...? ¿Hay diferencia entre 0,002 dólares y 0,002 centavos?

M: 0,002 dólares y 0,002 centavos.

G: Sí, ¿hay diferencia entre...?

M: Señor, señor, son... Son la misma cosa, si usted, si lo ve en papel...

G: No... no son lo mismo. ¿Es... es lo mismo 0,5 dólares que 0,5 centavos?

M: ¿0,5 dólares...?

G: Es medio dólar.

M: Eso sería... Eso sería cincuenta centavos.

G: Medio dólar... ¿es lo mismo que medio centavo?

M: No.

G: Bien.

M: Okey.

G: Así que, claramente, dos milésimas de dólar, que es su tarifa de aire como ahora entiendo, digo, su tarifa por kilobyte en Canadá, es de dos milésimas de dólar. Pero dos milésimas de dólar es distinto de dos milésimas de centavo. Lo que me cotizaron fue cero coma cero cero dos centavos. Eso es dos milésimas de centavo por kilobyte.

M: Mmhm, okey...

G: Se lo pregunté específicamente a la representante. Le pregunté: “¿Está diciendo 0,002 dólares o 0,002 centavos?”, porque yo... yo me doy cuenta de que hay una diferencia. Igual que hay una diferencia entre medio dólar y medio centavo.

M: Okey.

G: Hay una diferencia entre 0,002 dólares y 0,002 centavos. Su tarifa en Canadá es de 0,002 centavos.

M: Correcto.

G: Digo, es cero coma, coma... Bueno, eso no es verdad, son 0,002 dólares. Usted me sigue diciendo que son 0,002 centavos cuando en realidad son 0,002 dólares por kilobyte. Así que, si ustedes quieren cobrarme 0,002 centavos, estaré feliz de pagar la factura; el problema es que me están cobrando 0,002 dólares por kilobyte.

M: Okey, si usted toma... okey... ¿Tiene calculadora?

G: Sí, tengo.

M: Okey, ponga esto: 71,79.

G: Sí.

M: Y divídalo por, este, 35.893, y le tiene que dar 0,002.

G: Sí, ¿y en qué unidad estaría eso? ¿Dólares o centavos?

M: Bueno, eso es por kilobyte.

G: Correcto. ¿Y son dólares o centavos por kilobyte?

M: Bueno, déjeme mirarlo.

[pasa el tiempo...]

M: Espéreme un segundo...

[pasa el tiempo...]

M: [farfulla algo sobre Canadá]

[pasa el tiempo...]

G: Para que quede claro, lo que me cotizaron antes de ir a Canadá... Llamé porque tengo un plan ilimitado en Estados Unidos y pensé que pagaría más cuando fuera a Canadá.

M: Correcto.

G: Lo que me cotizaron fue 0,002 centavos. Esa parece la que ustedes creen que es la tarifa, que es de 0,002 centavos. Desafortunadamente, su sistema informático me cobró 0,002 dólares por kilobit, digo, kilobyte, así que estoy diciendo que la confusión está del lado de ustedes, y el primer representante con que hablé, y el segundo representante con que hablé, y usted también, dicen que 0,002 dólares son 0,002 centavos. Eso es una diferencia de cien a uno, igual que un dólar es cien veces más que un centavo.

[pasa el tiempo...]

M: Okey... estoy viendo los precios... Okey... para datos... La cobertura en Canadá es de 0,002 centavos por kilobyte.

G: ¿Puede repetirlo?

M: Son 0,002 centavos por kilobyte.

G: 0,002 centavos por kilobyte. Me está diciendo de nuevo que su precio es de 0,002 centavos por kilobyte.

M: Correcto.

G: Okey, ahora por favor pase mis 35.893 kilobytes a dólares.

M: Okey, si tiene 0,002...

G: Centavos, recuerde, centavos...

M: ... multiplicado por 35.896. 71 dólares y 79...

G: No, serían 71 centavos, porque empezó con una tarifa en centavos y la multiplicó por los kilobytes, así que serían 71 centavos. Le diré cuál es el problema, es que ustedes, ustedes... La primer persona con que hablé antes de usar mi conexión...

M: Mmhmm.

G: ... hasta llegar a usted, todos me dicen 0,002 dólares por kilobyte como si fueran 0,002 centavos por kilobyte, y no son lo mismo, y yo pensé que ustedes sabían hacer cuentas. No quiero ofender a nadie, pero pensé que conocían la diferencia entre 0,002 centavos y 0,002 dólares. Y parece que sigue habiendo confusión sobre eso. 0,002 dólares son dos milésimas de dólar, o dos décimas de centavo, lo que es muy distinto de dos milésimas de centavo. Es una diferencia de cien a uno. [pausa] Le daré un ejemplo: si usted vendiera su auto y yo dijera que le daré veinte mil dólares, y apareciera con veinte mil centavos, no estamos hablando el mismo lenguaje. Si usted me dice 0,002 centavos, eso no es lo mismo que 0,002 dólares. Así que cuando multiplica 0,002 por 35.893, el resultado es 71 centavos. Usted no hizo el pasaje de centavos a dólares, lo que sería... tendría que... este, dividir por cien, y así le da 0,71 dólares: 71 centavos. Yo entiendo, aunque parece que tal vez usted no, que la tarifa es, según entiendo ahora, de 0,002 dólares por kilobyte. Pero eso no fue lo que me cotizaron, y no fue así como usé mi conexión porque pensé que era... que era mucho más barato que lo que resultó ser, porque me dieron mal el precio.

M: Mmhmm.

G: Tampoco tengo una referencia. La persona con que hablé antes me dijo que yo tenía que tener una referencia porque conozco las tarifas de Estados Unidos. Pero no las conozco, porque tengo un plan ilimitado. Nunca tuve que preocuparme por cuáles son las tarifas de Estados Unidos.

M: Mmhmm.

G: Así que todo se trata de que me dieron mal el precio, y es difícil... sería, sería... En esa ocasión, pensé que podía haber alguna confusión, así que le pregunté a la representante de atención al cliente, “¿Puede anotar eso, que usted me cotizó 0,002 centavos?”

M: Mmhm.

G: Y eso hizo.

M: Bien, eso veo... Veo que no sólo uno, sino que varios representantes pusieron eso.

G: Correcto. Así que yo... yo espero, parece que usted todavía no puede ver cuál es el problema, pero...

M: Bueno, señor, hace dos años que trabajo aquí, y he sido supervisor casi un año y medio.

G: Okey...

M: ¿Okey? Humm, vea, estoy teniendo en cuenta lo que... lo que está documentado aquí, en el sistema.

G: Correcto... Entonces, puede decirme, si, si la tarifa es como me cotizaron, de 0,002 centavos por min... por kilobyte, y usé 35.893 kilobytes, ¿cuánto tendrían que cobrarme?

M: Por, por... ¿Por cómo se calcula? Setenta y un dólares y setenta y nueve centavos.

G: Hizo mal la cuenta, eso es lo que le estoy diciendo... Saque la calculadora.

M: Yo... tengo la calculadora frente a mí, señor. Si pongo 0,002 y lo multiplico por treinta y cinco mil novecientos...

G: Pero, ¡espere! Pero, pero... Aquí está la clave... Ya sé, aquí está la clave: ¿Qué representa ese 0,002? ¿Centavos o dólares?

M: Centavos, señor.

G: Okey, 0,002 centavos...

M: Así que, básicamente, usted está pagando... está pagando dos décimas de centavo [pausa] por kilobyte. Si quiere verlo así.

G: ¿Dos décimas? Espere, espere... Dos décimas de centavo...

M: Mmhm.

G: ... serían 0,2 centavos. Ustedes me cotizaron 0,002 centavos. ¿Ve lo que le estoy diciendo? [pausa] Dos décimas de centavo...

M: Mmhm.

G: ... serían cero coma dos centavos. Ustedes me cotizaron 0,002 centavos.

M: Eso es correcto.

G: Hay una diferencia entre 0,2 centavos y 0,002 centavos. Es una diferencia de cien a uno. Así que, ¿cuál es la tarifa real?

M: 0,002, señor.

G: ¿0,002 qué?

M: ¡Centavos por kilobyte!

[pausa]

G: Acaba de decirme que son 0,2 centavos y después me dijo que son 0,002 centavos. Son dos números totalmente diferentes. Es una diferencia de cien a uno. Decirle a alguien 0,002 centavos por kilobyte no es lo mismo que decirle 0,002 dólares por kilobyte. Yo... yo no sé qué más decirle. La cuenta... la cuenta de la factura está bien si son 0,002 dólares por kilobyte. A mí me cotizaron 0,002 centavos.

M: George, espere un segundo, ¿okey?

G: Claro.

[en espera por 2 minutos y 35 segundos]

Andrea (Verizon): Habla Andrea, la gerenta de piso. ¿Cómo puedo ayudarlo?

G: Hola, este, creo que tenemos un problema de terminología y matemática, y es... Para mí es algo básico, pero creo que tenemos un problema con los números.

A: Okey.

G: Resumiendo, antes de ir a Canadá me cotizaron... me cotizaron 0,002 centavos por kilobyte.

A: Okey.

G: Y, le digo, no tengo una referencia de cuánto cobran por la transferencia de datos porque en Estados Unidos tengo un plan ilimitado, así que no... Alguien ha... me había mencionado que yo tenía que saber cuál era el precio por lo que pago en Estados Unidos, pero pago... Tengo uso ilimitado, así que no sé. Lo que me cotizaron fue 0,002 centavos por minuto... eso me dijeron. Mi factura refleja 0,002 dólares por minuto.

A: ¿Qué quiere decir con 0,002 dólares?

G: [gran suspiro] Okey, creo que tengo que hacerlo de nuevo. ¿Se da cuenta de que hay una diferencia entre un dólar y un centavo?

A: Definitivamente.

G: ¿Se da cuenta de que hay una diferencia entre medio dólar y medio centavo?

A: Definitivamente.

G: Entonces, ¿se da cuenta de que hay una diferencia entre 0,002 dólares y 0,002 centavos?

A: No.

G: ¿No?

A: Quiero decir... 0,002 dólares no existe.

G: Claro que sí... es dos...

A: Existe 0,002 centavos que es lo que a usted le cotizaron, y es lo que veo que usted... que usted pagó, o mejor dicho, está pagando por kilobyte de transferencia.

G: Okey. [suspiro] Yo no... No sé de qué otra manera decir esto... 0,002 dólares es lo mismo que 0,2 centavos.

A: Okey. Bueno, ¿usted cómo...? ¿Cómo serían 0,002 dólares?

G: Es cero coma...

A: Obviamente, un dólar es “uno coma cero cero”, ¿verdad? Así que, ¿cómo serían “cero coma cero cero dos dólares”?

G: No sé...

A: Nunca oí hablar de 0,002 dólares. 0,002 dólares, eso no...

G: Esto es... Estamos hablando de matemática... Esto...

A: ... no es un centavo completo.

G: Correcto. Y...

A: Okey.

G: Correcto. Y 0,002 centavos tampoco es un centavo completo. Lo que estoy diciendo es que 0,002 dólares, si hace la cuenta, es 0,00002 centavos. Es una diferencia de uno a cien. Hay cien centavos en un dólar.

A: Pero a usted le cotizaron 0,002 centavos, no 0,002 dólares.

G: Eso es correcto, pero lo que me están cobrando...

A: Okey, entonces tome 0,002 centavos como 0,002.

G: ¿Dólares?

A: No, centavos... 0,002.

G: [a un amigo] Tienes que oír esto.

G: 0,002...

A: Ajá.

G: ... centavos, dos milésimas de centavo. Le estoy enseñando matemática.

A: [risas] Y yo... quiero decir, estoy tratando de entender lo que me dice, pero no...

G: Aquí está... Déjeme... Déjeme ir al grano...

A: Lamento que usted, hum, ya haya hablado con varias personas distintas...

G: Déjeme ir al grano... Bien...

A: ... y todas le han explicado que le estamos cobrando 0,002 centavos, y que si usted toma...

G: No me están cobrando...

A: ... y lo pone en su calculadora... va a ver que...

G: No, no es así, yo puedo...

A: Nunca dijimos que le cobraríamos 0,00002 centavos.

G: Correcto, dijeron que me iban a cobrar 0,002 centavos por kilobyte, y estaría feliz de pagar eso. Ahora, ¿por qué no saca su calculadora?

A: 0,002 centavos, sí.

G: Ponga 0,002 centavos, y hablamos de centavos, ¿correcto?

A: Correcto. 0,002, y si lo multiplicamos por la cantidad de kilobytes que usted usó...

G: 35.893.

A: ... 35.893, resulta que usted pagó, 71,79 dólares.

G: Centavos. Nunca hizo la conversión de centavos a dólares.

A: Porque estamos hablando de centavos. Multiplicamos la cantidad de centavos por la cantidad de kilobytes que usted usó...

G: Okey, ya sabe, ok...

A: ... no dólares, nadie dijo nada de dólares.

G: Déjeme empezar de nuevo. Digamos, hipotéticamente, que su tarifa es de un centavo por kilobyte. ¿Correcto?

A: Un centavo, eso sería 0,01.

G: Correcto. 0,01 en la calculadora. Bien. Así, si fuera un centavo por kilobyte, y yo usara cien kilobytes, ¿cuál sería el costo? Multiplica 0,01...

A: Ajá...

G: ... por cien. Y el resultado es 1.

A: Correcto.

G: ¿Correcto? Eso es un dólar.

A: Correcto.

G: Eso sería si fuera un centavo por kilobyte. Pero ustedes me dicen, ustedes me dicen que la tarifa no es de un centavo, es de 0,002 centavos.

A: Correcto. [pausa] Eso es menos de un centavo.

G: 0,002 centavos, si... Si usted, si usted... en, en matemática pura, es la única manera de expresar esto, 0,002 centavos son dos milésimas de centavo.

A: Okey.

G: ¿Correcto?

A: Así que es menos de un centavo, ¿verdad?

G: Es mucho menos de un centavo.

A: Okey.

G: Tenemos dos milésimas de centavo. Así que empecemos con dos centavos, igual que empezamos con un centavo.

A: Okey, ¿por qué estamos usando dos centavos? Necesitamos usar 0,002 centavos.

G: [gran suspiro]

A: Creo que lo que quiero decir es que le cotizamos 0,002 centavos.

G: Es correcto.

A: Si lo escribe, es cero coma cero cero dos...

G: No, no es así... Es lo que le estoy diciendo.

A: ... así que todo lo que tenemos que hacer con la calculadora es poner decimal cero cero dos y multiplicarlo por la cantidad de kilobytes que usted...

G: Aquí es donde... Aquí es donde se equivocan. Yo, yo no sé cómo hacerlo más claro. Probemos esto. Escriba un centavo. ¿Cómo escribe un centavo?

A: Cero coma cero uno.

G: ¿Cómo escribe medio centavo?

A: Ehhh, eso sería cero coma cero cero cinco centavo.

G: Okey.

A: [risas] No sé, no soy matemática. Todo lo que le digo es lo que puedo decirle con la calculadora...

G: Sí...

A: ... y si tomamos 0,002 como le han dicho todas las personas con que usted habló...

G: ... sí, pero...

A... y como nuestro sistema le factura, es correcto.

G: Pero ustedes dijeron 0,002 centavos. Escríbalo en un papel. Tiene 0,002 centavos, no dólares. 0,002 centavos...

A: Correcto.

G: ... multiplicado por mis 35.893. Es un número, pero sigue estando en centavos. Si ustedes me hubieran cotizado 0,002 dólares, que representa dos décimas de centavo por kilobyte, todo estaría bien. Pero no me cotizaron dos décimas de centavo, me cotizaron dos milésimas de centavo. Me cotizaron 0,002 centavos. Es un problema de terminología. Ustedes están cotizando 0,002 dólares como si fueran centavos, sólo porque hay decimales.

A: No estamos cotizando 0,002 dólares, estamos cotizando 0,002 centavos.

G: Oh, Dios... En serio...

A: Quiero decir, la computadora calcula la cifra...

G: Ya sé, es... es un asunto de terminología...

A: ... y nosotros calculamos la cifra, y a todos nos da lo mismo, excepto a usted.

G: 0,002 centavos es distinto de 0,002 dólares. Me están cobrando 0,002 dólares por kilobyte. 0,002 dólares es una décima de... Digo, dos décimas de centavo.

A: Okey, bien, obviamente es una diferencia de opinión...

G: ¡No es una opinión! Esto es... esto es...

A: La cantidad que le estamos cobrando por transferencia de datos es totalmente correcta.

G: [exasperado] Oh, Dios... Okey, sabe qué, voy a postear esta grabación en mi blog y...

A: Si eso es lo que quiere hacer, está bien.

G: Eso es lo que voy a hacer, y, y entonces todos ustedes en Verizon podrán aprender matemática, y aprenderán a hacerlo correctamente. La tarifa, como ahora lo entiendo, y según mi factura, que ahora, después de que hice el uso, es de 0,002 dólares por kilobyte. Sólo para que lo sepa. Si fueran centavos, tendrían que cotizarlo como dos décimas de centavo, o 0,2 centavos.

A: Bien.

G: Sería como... Otro ejemplo: medio metro es muy distinto de medio centímetro. Medio centímetro de escribe “0,5 cm”. Medio metro es “0,5 m”. Son dos cosas muy distintas. No se puede escribir que 0,002 m es igual a 0,002 cm. Hay una diferencia de cien a uno. Lo que me cotizaron fue una tarifa por centavo, no por dólar. Digo, una tarifa en centavos, no en dólares. Si me hubieran cotizado 0,002 dólares, no habría problema, pero me cotizaron 0,002 centavos. Me cotizaron fracciones de centavo.

A: Okey, bien, lo único que puedo decir es que hubo un mal entendido entre...

G: Fue un malentendido, pero yo hice la diligencia de preguntar cuál era la tarifa real, y cuando me dijo que eran 0,002 centavos pregunté “¿Está segura? ¿Lo puede anotar en mi cuenta?”, y eso hizo. Como 0,002 centavos. Pero el problema es que ustedes ni siquiera se dan cuenta de que hay una diferencia entre 0,002 cuando hablan de dólares y 0,002 cuando hablan de centavos. Yo asumí que serían 0,002 centavos, porque eso fue lo que me dijeron. Pero en mi factura está calculado como 0,002 dólares, o dos décimas de centavo por kilobyte, lo que es diferente de dos milésimas de centavo por kilobyte.

A: Okey.

G: Es una diferencia de cien a uno. Mi, mi factura, según lo que ustedes me cotizaron, debería ser de 71 centavos, no de 71 dólares.

A: Okey. Bueno, de nuevo, no hay... No podremos hacerle ningún ajuste a la factura porque es correcta, y le pido disculpas si hubo... obviamente una mala comunicación o un mal entendido cuando se lo explicamos.

G: Okey. ¿Hay algún superior suyo con el que pueda hablar? Porque...

A: No, yo soy la gerenta de piso, así que...

G: ... porque esto no es adecuado. Un ejemplo que le di al representante anterior sería, si yo dijera que le daré veinte mil dólares por su auto, y apareciera con veinte mil centavos. Es... es importante si dice 0,002 dólares o 0,002 centavos.

A: Okey.

G: Desafortunadamente, parece que nuestro sistema educativo está creando una ambigüedad entre 0,002 dólares y 0,002 centavos, pero son muy distintos.

A: Okey.

G: Así que me cotizaron una tarifa diferente a la que me cobraron y parece que no quieren hacerse responsables por eso.

A: Okey, bueno, si usted quiere contactar la oficina corporativa, puede hacerlo en nuestro sitio web...

G: Puedo...

A: Hay un enlace bajo “Soporte” donde puede enviar un email directamente a la oficina corporativa y solicitar que entren en contacto con usted.

G: Yo... estoy ahí ahora. ¿Puede esperarme mientras lo encuentro?

A: Claro.

G: Soporte... No lo veo, ¿dónde debería verlo? ¿Bajo “Contáctenos”?

A: Hum, un segundo. [tipeando]

A: Okey, sí, tiene que ir a “Contáctenos”. Le pedirá que indique si es cliente o no.

G: Hum hmm...

A: Una vez que lo indique, le dará un formulario que dice “envíe un email”. Ingrese allí toda su información...

G: No lo veo. Ya estoy logueado en mi cuenta, ¿ése es el problema?

A: ¿Está haciendo click en “Contáctenos” arriba de todo, en azul?

G: Hum...

A: Debería permitirle llegar aunque esté logueado.

G: “Contáctenos”.

A: Arriba de todo, donde dice “Home, Mapa del sitio”.

G: Sí, así que hago click ahí.

A: Okey.

G: “Envíenos un email — ¿Qué tipo de cliente de Verizon?”.

A: Sí, exactamente.

G: ¿”Recibo un resumen mensual”?

A: Haga click en “Sí” y después está el formulario de email que tiene que completar.

G: Okey, muy bien. ¿Cuál era su nombre?

A: Andrea.

G: Andrea, ¿hay alguna manera de que pueda ponerme en contacto con usted si hace falta?

A: Puedo darle mi línea directa.

G: Okey, genial.

A: Es 888 581 1070, extensión xxxx.

G: Bien, gracias.

A: Gracias a usted.

G: Adiós.

A: Adiós.

G: [click] Payasos.


Afortunadamente, parece que George ya resolvió su problema. No se merece otra cosa. Esas lecciones de matemática elemental para adultos bien valen setenta dólares.

Nota: el bloguero no se hace responsable de rotura de paredes y/o muebles con traumatismo de cráneo concomitante que pudiera haber resultado de la lectura de este post.

5 comentarios:

  1. No veo cual es el problema...
    Seiscientos mil iraquíes muertos es lo mismo que seis personas con heridas leves, como todo el mundo sabe, o debería saber.
    Bueno, estoy siendo injusto, no todos al norte del río Grande son así, sólo los que toman las desiciones importantes.

    Diego Escarlón

    ResponderEliminar
  2. Me temo lo peor. Nunca debimos dejar la peseta. Ahora con los euros y los céntimos de euro... :S

    Menos mal que al final todo fue bien para George.

    ResponderEliminar
  3. Increíblemente delirante, pero el problema es que es un ejemplo "de la vida real". Que gente como Andrea y todos sus subordinados (y seguro que si vas más arriba probablemente pase lo mismo) sean tan ignorantes como para no notar la diferencia, y además que sean ciegos y soberbios, muestra claramente por qué estamos como estamos.
    Si el gran sueño americano es crear gente así (y como Homero Simpson, por qué no, que nos haga cagar de risa es otra cosa) hay un enorme, enorme problema.
    Yo creo que, si nos esforzamos, con un par de tiras más de Sony que traigamos y hagamos propias y algunos meses seguidos de Tinelli podemos llegar a resultados similares.
    ¡Vamos que podemos!

    ResponderEliminar
  4. En los comentarios que estoy leyendo, denoto como casí siempre en este país, una creencia de superioridad moral, intelectual etc etc sobre los estadounidenses, un ver la paja en el ojo ajeno y no ver el elefante en el nuestro, pero solo les digo una cosa y es que espero que no tengan un problema, ya no digo similar, sino cualquier tipo de problema con alguna de las empresas que tenemos en este país y que atienden a través de teleoperadores/as como Telefónica, Endesa, Vodafone Repsol, Gas Natural (con la que por cierto llevo intentado soluccionar un estupido problema desde Julio de este año y a estas alturas cada vez lo veo más difícil) y otras tantas y tantas que te pasan de operador en operador sin solucionar absolutamente nada.

    En fin es patético, pero señores esto pasa en EEUU y también aquí.

    ResponderEliminar