lunes, diciembre 11, 2006

Nadie pensó en las consecuencias

Seguramente supo la noticia en su momento: hace pocos meses, la Estrella de la Unión Astronómica Internacional se acercó arteramente a Plutón y, con su láser semántico, lo eliminó de la lista oficial de planetas del Sistema Solar.

Tal evento, por supuesto, fue ocasión para que los astrónomos discutieran acaloradamente y para que los medios masivos volvieran a dar muestra del desinterés y la ignorancia que cuidadosamente cultivan sobre tales asuntos. Pero ni unos ni otros consideraron las catastróficas consecuencias que tal acto podría acarrear a largo plazo. Tuve que venir yo y escribir «Desactualizado», una exploración ficcional de las posibles ramificaciones de ese accionar apenas meditado; una auténtica advertencia a las generaciones futuras sobre los resultados del uso irresponsable del poder de la redefinición. Vaya y léalo. Después me cuenta.

Y ya que va por ahí, puede aprovechar y leerse también los otros dieciocho cuentos de este especial gigante de Ficción Breve que Axxón nos ofrece para fin de año. Casi catorce mil palabras de diecinueve autores distintos, que no son más que un aperitivo para lo que vendrá. Lea, disfrute... y deje lugar, que lo mejor está aún por venir.

2 comentarios:

  1. Llegué a tu blog luego de una de esas búsquedas ociosas en las que arrancas investigando trucos de magia y terminás leyendo sobre la naturaleza del chupacabras.
    En el proceso, me vino a la mente aquella nota de G. Andino que vi hace un par de años y que me causó mucha gracia.
    Muy buen artículo hiciste al respecto del asunto.
    No leí el resto ni la entrada en la que estoy comentando, pero de seguro voy a seguir visitando el blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo voy a comentar esta entrada y su excelente ficción breve.
    ¿No le alcanza con El Gaucho de los Anillos? ¿No le alcanza con su princesa emplumada?
    No, por suerte.
    Gracias por tener en cuenta las consecuencias de este terrible acto perpetrado por la comunidad astronómica internacional.

    ResponderEliminar