sábado, diciembre 06, 2008

Breve diccionario cínico

Hoy me levanté de un humor cínico. Y, en consecuencia, en parte inspirándome en el Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce (que todos hemos leído aunque sólo sea en parte), y en parte plagiándolo descaradamente, he compilado mi humilde versión. Amigo lector epiceno, pongo en sus manos para su disfrute, su indiferencia o su ira, según prefiera, el Incompleto, Tentativo y Totalmente Parcial Diccionario Diplotti del Cinismo.


agnosticismo. m. Doctrina que preconiza otorgarle el beneficio de la duda a las creencias de quienes podrían enojarse con uno.

arrogante. adj. Dícese de la persona que se niega a admitir que uno es especial.

astrología. f. Concepción del universo que, a partir de un modelo geocéntrico, elabora un modelo egocéntrico.

ateísmo. m. Véase comunismo.

cerebro. m. Órgano que algunos consideran prescindible, visto que sus funciones pueden ser desempeñadas por entidades inmateriales.

comunismo. m. Véase evolucionismo.

dios. m. Reflejo deformado y agigantado de los seres humanos.

espiritualidad. f. Idea según la cual creer cosas imposibles lo hace a uno mejor persona.

evolucionismo. m. Véase laicismo.

fantasma. m. Ignorancia antropomorfizada.

fe. f. 1. Ganas de que algo sea cierto. 2. Virtud consistente en anteponer tales ganas a todo lo demás.

gurú. m. Persona que se dedica a enseñar lo que nunca aprendió.

laicismo. m. Véase socialismo.

mancia. f. Práctica por la cual se pretende conocer una cosa examinando otra totalmente distinta.

ovni. m. Acrónimo de «¡Oh! ¡Vi naves interplanetarias!»

profeta. m. Delirante exitoso.

religión. f. Superstición jurídicamente organizada.

revelación. f. Verdad eterna de reciente invención.

sabio, bia. m. y f. Persona que expresa con solemnidad los prejuicios de quien lo escucha.

socialismo. m. Véase ateísmo.

telepatía. f. Transmisión de ideas sin palabras, sobre la que se han escrito incontables palabras sin ideas.

verdad. f. Lo primero que uno escuchó.

32 comentarios:

  1. Sigue superándose, don Diplotti. Por favor, que sigan los aportes a ese Diccionario que menciona.

    ResponderEliminar
  2. Todo muy bueno menos asociar el ateísmo (un estado de increencia) con el comunismo (una ideología totalitaria). Hay que hacérselo saber con claridad a los demás: "Ser ateo no es lo mismo que ser comunista!!" Sino pregúntele a Hitchens

    ResponderEliminar
  3. :-D muy, muy bueno... felicidades. Solamente dejo de compartir el hilo conductor que sale del ateísmo y recorre las ideas de izquierda.
    Excelente sentido del humor.

    ResponderEliminar
  4. Y el comunismo en si tampoco es una idea totalitaria, a pesar de lo que muchos impresentables han hecho justificandose con el.

    ResponderEliminar
  5. Eh, no me obliguen a explicar el chiste del ateísmo y el comunismo.

    ResponderEliminar
  6. No te creas tengo un amigo que es ateo porque el partido manda y la religión es un invento para ...
    etc etc...
    Es un buen amigo...

    Salu
    P.D: No significa que no tenga algo de razón en la institución eclesiástica como forma de dominio de las masas...
    Yo nunca he tenido tantos problemas como ahora que publiqué en mi blog algo sobre los mesías solares y a pedido...

    "Yo nunca me he sentido mejor sujeto que cuando he predicado" LL Warren Sanchez

    ResponderEliminar
  7. Este diccionario es genial. Por favor sigue así y, si puedes, lo amplías.
    PD.- Aunque en la definición de ateo nos mareas un poco (jejeje), yo lo soy y lo tengo mucho más claro de lo que insinúas, jejeje. Aunque sé que ha primado el humor. Por eso te felicito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué bueno!!
    No, no expliques el chiste de ateismo=comunismo=evolucionismo=...
    Lo que me he podido reir :D Un 11/10

    ResponderEliminar
  9. Me parece que el circuito ateísmo-comunismo-evolucionismo-laicismo-socialismo-ateísmo está perfecto y no pretende ser otra cosa que una ironía. Llamar "comunismo" al sistema instaurado en la URSS desde Stalin hasta Gorbachov (exclusive) es manejarse con la terminología de la AP y Hollywood, y en cualquier caso una lamentable simplificación.

    ResponderEliminar
  10. No es mi intención explicar el chiste, pero la relación ateísmo-comunismo-evolucionismo-laicismo-socialismo-ateismo puede ser entendida recordando la mención inicial al diccionario del diablo.

    Este genial diccionario tiene definiciones como las que siguen:
    Aborígenes, s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.


    Digo, ironizar sobre como piensan ellos es un recurso bastante usado en el diccionario del diablo

    ResponderEliminar
  11. Perdón Andrés, no entiendo bien la primera definición: Agnosticismo...". Interpreto una tontería y eso me extraña de este blog. ¿Podrías ser menos cínico y más explicito aunque eso le quite gracia al chiste?.
    Mi ignorancia agradecida.
    Raúl López

    ResponderEliminar
  12. Raúl, se trata de lo siguiente:

    Desde mi punto de vista, veo al agnosticismo como una postura, ante todo, diplomática. Más como una cortesía social que una manera de pensar sobre asuntos trascendentes.

    Me explico: dice el agnóstico que la existencia de Dios no puede ser demostrada ni refutada objetivamente, y que, por lo tanto, se la debería tener en suspenso. De ahí lo de darle "el beneficio de la duda".

    Hasta ahí, todo muy correcto y racional; nada que objetar. Lo que no me convence es la manera selectiva en que se aplica este criterio. Dios no es la única entidad cuya existencia no puede demostrarse ni refutarse objetivamente. Lo mismo podría decirse prácticamente de cualquier ser folklórico o mitológico: hadas, duendes, cíclopes, fantasmas... Y también de un montón de criaturas de la literatura fantástica. Es cierto, nunca nadie ha creído en los Nazgûl, pero ése no es el tema: el tema es que su existencia tampoco puede demostrarse ni refutarse objetivamente. Pero la posición agnóstica, al menos que yo haya visto, sólo se aplica cuando se habla del dios judeocristiano. ¿Por qué? Según yo lo veo, porque la mayoría de nuestra sociedad es cristiana (al menos nominalmente), y de alguna manera se considera más cortés dejar la puerta abierta, por así decirlo, que descreer directamente como se descree de todo lo demás. Si nuestra sociedad fuera animista, el agnosticismo se aplicaría a los espíritus de los difuntos en vez de a Dios.

    Claro, es posible que estas apreciaciones mías estén equivocadas. En ese caso, me gustaría conocer la opinión de un agnóstico al respecto.

    ResponderEliminar
  13. Estimado Andrés, me resulta curioso que la mayoría de los ataques a una postura estrictamente racional-como la agnóstica- provengan de quienes reclama para sí el derecho a ser considerados racionalistas en tanto afirman supuestos indemostrables.
    Aclaro que durante muchos años me manifesté de manera pública y combativa como ateo; creía que no existía ningún tipo de dios y lo afirmaba rotundamente, pero reconozco que me fastidiaba interiormente saber que las inexistencias ontológicas no pueden ser demostradas y prefería ignorarlo en mis análisis. Mea culpa, guardo el incómodo recuerdo de mi deshonestidad intelectual de esa época
    También pensaba que lanzarse al vacío de una afirmación no verificable era un acto de valentía militante; o sea, confundía el coraje necesario para defender una idea con la temeridad intelectual que implica afirmar algo sin pruebas. Mea culpa nuevamente. Naturalmente, así fueron los papelones que pasé a manos de cualquier creyente avispado cada vez que argumentaban: "vos también creés sin pruebas, creés que dios no existe ". ...yo no podía contestar ( y ningún ateo puede)
    Cuando leí a Huxley comprendí por primera vez mi verdadera situación: yo no tengo la obligación de afirmar nada a favor o en contra de una creencia sin la pruebas debidas. En tanto, tengo el derecho a descreer y defender mi descreimiento refutando las afirmaciones ajenas no verificables. Hay quien llama a esto ateísmo práctico y agnosticismo teórico. Me parece correcto
    Lo interesante de esta postura es que no pretende tener la verdad sobre nada sino demostrar los errores de la temeridad intelectual ajena al opinar categóricamente acerca de teorías irracionales.
    Veo que eso molesta tanto a ateos como creyentes pero no me interesa que les caiga bien a ninguno, basta con sentirme coherente.
    Ahora dejame mostratte algunos puntos en los que difiero con tu definición y su aclaración posterior.
    No creo que el agnosticismo sea una "doctrina" que preconiza nada, sino todo lo contrario: es una postura filosófica que se opone a las creencias con pretensiones de validez general.
    Reducir las bases racionales de una postura filosófica -aunque sea en broma- a un simple temor al enojo no me parece cínico, apenas superficial.
    Generalizarlo es más superficial aún, ¿de veras crees que todos los agnósticos actúan según tu suposición o que esa es la base de su pensamiento?. Te garantizo que está en un error y creo que deberías reverlo.
    Lo que vos llamás "criterio selectivo" es la aplicación criteriosa del razonamiento; si alguien accede a definir claramente "hada" tal vez pueda refutar de manera racional su existencia, pero no conozco la manera de definir el término "dios", el único modo es usar tu propio "criterio selectivo" (que no entiendo) para definirlo, a saber: dios es el Dios judeocristiano. En realidad existen tantas formas de definir "dios" como caprichos tenga la gente , desde el panteísmo más borroso al fundamentalismo más severo. Cuanto más definido el dios, más ateo me siento, lástima no poder demostrarlo
    Una postura filosófica no se basa en la cortesía sino en una pretensión de coherencia, y no dejo ninguna puerta abierta -ni entornada- a la creencia irracional; descreo abiertamente de todo tipo de dios aunque -creo que esto es el nudo del tema- no es lo mismo descreer que afirmar inexistencia.
    No quiero abusar del espacio del blog Si hace falta puedo aclarar mejor mi postura aunque espero que se entienda. Saludos y felicitaciones por el resto. (felicitaciones de dibujante por los dibujos).
    Raúl

    ResponderEliminar
  14. Hola, Raúl.

    Me puse a pensar qué responder a tu comentario y... y me perdí. Me hiciste considerar muchas cosas, algunas de las cuales trascienden esta discusión que estamos teniendo, que después se asociaron con otros planteos que me hecho hace un tiempo... En vez de contestarte acá, prefiero tratar de poner un poco de orden en mis ideas y escribir una nueva entrada, que creo que lo amerita.

    Gracias por obligarme a ejercitar las neuronas.

    ResponderEliminar
  15. Qué jugoso intercambio de ideas! Por favor, no lo sigan en privado. Si yo no tuviera aún el trauma de haber visto -y estado en- más debates pseudolibrepensadores llenos de fundamentalistas que en discusiones en donde se pueden intercambiar ideas y visiones poshta-poshta, me metería y todo.
    Ya se me pasará. Uno de estos lustros.
    Mientras, leo.

    ResponderEliminar
  16. (Me refiero al diccionario, el intercambio con Raúl lo leo más tarde)

    ResponderEliminar
  17. Bastante ingenioso. Mientras lo leía he pensado en aquel aforismo de Goethe:

    "El comienzo de la fe es el comienzo de la fertilidad; pero el comienzo de la descreencia, aunque brille, está vacío".

    Este diccionario brilla, pero está vacío.

    ResponderEliminar
  18. "El primer pecado de la humanidad fue la fe; la primera virtud la duda".

    —Carl Sagan.

    ResponderEliminar
  19. Sagan tenía una poderosa fe en los extraterrestres, y la sustentaba nada menos que en una suerte de principio antrópico ("¡cuánto espacio desaprovechado!"). Así que habló de putas la tacones.

    ResponderEliminar
  20. Sé que llego tarde (estuve dedicado a otros asuntos), pero no quiero dejar pasar algo que escribió Raúl López: 'pero no conozco la manera de definir el término "dios"'. Yo sí conozco, y aunque no soy el dueño de la verdad, esa definición me ha servido para ser ateo (y nunca agnóstico) lo que a su vez me ha permitido dedicarme a cosas (para mí) más gratificantes y positivas que tratar de convencer a los que ya están convencidos. Para mí el concepto "dios", tal como lo configuran los creyentes cuando no hablan con los ateos, es TODO. Dios es TODO. Más que "ser superior", más que "operador supremo", más que "hacedor de estrellas". Dios es TODO, el universo, su funcionamiento y las criaturas que lo habitan. Por lo tanto no hay "afuera" para Dios. TODO es ADENTRO. Y en este punto, si somos capaces de concebir la cosa como realmente la conciben los creyentes cuando no discuten con los ateos, el MAPA de Dios equivale al TERRITORIO de Dios, por lo que no tenemos más remedio que aceptar que este territorio se recorre sin mapa. No hay "designios" ni "voluntad" ni "acción" de Dios porque esos son atributos menores, "humanos". Todo lo que Dios hace es lo que hace al universo "ser", por lo que lo real y lo real conviven y existen, pero nada los "hace". Vonnegut lo llamó a esta postura la religión del dios "absolutamente indiferente" (o algo así) pero ser indiferente hacia sí mismo, cuando no existe algo llamado "sí mismo" y cuando la aplicación de esa indiferencia serían las criaturas que son "partes" del TODO, es un sinsentido. Desde esta perspectiva, Dios puede ser "definido" (aunque nada puede definir al TODO porque la definición es PARTE) e ignorado de ahí en más. Y en esa ignorancia o indiferencia o apartamiento de Dios he vivido y viviré. No soy el dueño de la verdad, pero Dios sólo se define a sí mismo y los que pretendan tener una definición ajustada a sus necesidades sólo están menoscabando el sentido mismo de lo que Dios, para ellos, es. Espero haber sido claro. Y si no lo fui no se preocupen: también puedo seguir viviendo aunque sea el único que sustenta esta concepción negativa o no "diósica" de Dios...

    ResponderEliminar
  21. Pues (con algún matiz menor) no eres el único, Sergio.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  22. Nada más sustancial que los matices, Manolo. Justamente son los matices los que, una vez resuelta la cuestión central (o soslayada, ya que hablar de eso es lo mismo que hablar de nada) podemos abocarnos a sacar riqueza y valor de lo particular. En lo general sólo hay uniformidad y nada es más general que Dios... En definitiva, el sentimiento religioso, salvo que se "humanice" con pedidos y reclamos personales, bien mezquinos y egoístas (Dios, que existes para satisfacer mis necesidades y caprichos) es lo mismo que el solipsismo: tiende a negar todo lo que no sea sí mismo. La vida humana se halla en los puntos intermedios del espectro y tanto el solipsismo como Dios equivalen a la nada.

    ResponderEliminar
  23. Hola Sergio Gaut vel Hartman, interesante tu propia definición de dios aunque la has hecho lo suficientemente ilógica como para que se muestre poco creíble hasta para un creyente. De todos modos sabemos que la aparente falta de lógica de un ente no es prueba de su inexistencia. De manera que aunque yo tampoco crea en tu dios me falta una prueba de que ese "dios-todo" no existe para que yo comparta tu ateísmo.
    A ver si soy más claro; como le decía a Andrés, no basta con NO CREER en la existencia de todo tipo de dios para ser ateo -de hecho yo no creo en ninguno y soy manifiestamente agnóstico- es necesario AFIRMAR que no-existe-ningún-tipo-de-dios para serlo. (perdón por las mayúscula paro no hay negritas)
    Si afirmás... entonces demostralo; si sos indiferente no afirmás, ergo no sos ateo. Tal vez hayas definido bien tu dios pero no tu ateísmo.
    Debo agregar que muchos creyentes no comparten tu definición -la mayoría ni siquiera tienen una- y las miles que conozco son lo suficientemente ambiguas y escurridizas como para no poder demostrar de modo racional su falsedad. Pienso que es tarea improba y destinada al fracaso demostrar la falsedad de una afirmación irracional sin recurrir a otra afirmación irracional; ¡supongo que no intentarás demostrar la falsedad de miles de definiciones irracionales!
    De modo que por ahora seguiré coherentemente agnóstico, sin creer en ningún tipo de dios, indiferente a creyentes y ateos que afirman cosas igualmente indemostrables. Aunque algunas afirmaciones-claro está- son mucho más lógicas que otras y merecen más respeto.
    Resumiendo; si piensa cuestionar el pensamiento agnóstico primero resuelva lo siguiente: ¿Afirma que no existe ningún tipo de dios?, entonces prúebelo.
    Un saludo
    Raúl López

    ResponderEliminar
  24. Hola, Raúl.

    Me resulta un poco curioso lo que estás haciendo. Primero les señalás a los demás que están usando su propia definición de Dios para luego refutarla. Con esto no tengo problema, Pero después, a renglón seguido, sacás vos tu propia definición de ateísmo, sin preguntarles a los propios interesados si están de acuerdo o no.

    Por lo que pueda servir, y aclarando como siempre que no hablo en más nombre que el mío propio, voy a explicar por qué me llamo a mí mismo ateo.

    En principio, comparto la posición agnóstica: la existencia de Dios no se puede demostrar ni refutar. No se puede saber a ciencia cierta si existe o no. Pero, como ya ha señalado otra gente en otros lugares, que no se sepa cuál de las dos posibilidades es la verdadera no significa que ambas sean igualmente probables. Yo, en lo personal, veo mucho más probable la inexistencia que la existencia. Por eso me llamo "ateo" y no "agnóstico". ¿Irracional? Tan irracional, creo yo, como suponer que un ovni tiene más posibilidades de ser un fenómeno astronómico o atmosférico que una nave extraterrestre, o que un mechón de pelo encontrado en el bosque es más probablemente de un animal conocido que de un piegrande. Tengo más razones para suponer que Dios es un constructo humano que para pensar que es una realidad.

    ResponderEliminar
  25. Lo mismo en la incomparable inmensidad del universo y todas las probabilidades que sucedan es posible que haya vida extraterrestre, como postula Sagan , "el espacio aprovechable". Y al menos cuando estuvo en vida se preocupó en intentar comprobarlo mediante SETI.

    Mucha más probabilidad a que haya un Dios, cuyos creyentes ni se toman la molestia en comprobar seriamente.

    ResponderEliminar
  26. No veo qué tiene de curiosa mi actitud, mi definición de "ateísmo" es bastante clara y no conozco otras miles de diferentes definiciones como ocurre con "dios", trato de usar una que no se confuda con "agnosticismo" pero si no la comparte puede dar la suya; en su mensaje no lo ha hecho. Salvo que ésta sea: quien cree que es "mucho más probable la inexistencia que la existencia". Eso sigue siendo agnosticismo.
    Concretamente:
    No creo en la existencia de dioses pero no afirmo su inexistencia = agnóstico.
    No creo en diose y afirmo su inexistencia = ateo.
    Mi posición es extremadamente clara, insisto en que si no comparte mi definición puede dar la suya.
    No veo qué tienen que ver las probabilidades de inexistencia acá;
    si yo pudiera afirmar que ningún tipo de dios existe me llamría ateo, y lo haría con mucho gusto.
    Como no creo en dioses y reconozco con absoluta honestidad intelectual que no puedo probar su inexistencia -esa sería una afirmación irracional- me llamo agnóstico.
    Ser agnóstico consiste en no emitir un jucio definitivo e insostenible con pruebas, no en considerar todo igualmente probable.
    Esa es la exacta postura de Huxley, por eso inventó el término, y estoy de acuerdo con él.
    No veo tan clara su postura (de Ud.)
    Ser agnóstico no me impide tratar de refutar todo tipo de afirmación a favor de la existencia de dioses, todo lo contrario, es mucho más fácil destruir las posturas creyentes desde la absoluta coherencia de la racionalidad extrema.
    No se trata de un problema semántico acerca de definiciones, es filosófico. Por lo demás coincidimos en todo.

    ResponderEliminar
  27. Raúl, parece que nuestras posturas son más o menos equivalentes y toda la discusión surge de que elegimos darles nombres distintos. Es verdad lo que decís, conviene que dejemos de discutir semántica pura, que no lleva a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  28. Me parece que Raúl se ha enredado en sus propias definiciones. Mi posición es clara: soy ateo y afirmo la inexistencia de Dios. Las pruebas son las más fáciles de dar. Si Dios, por definición, es omnipotentes, omnisciente, inabarcable, eterno, infinito (y otros mil atributos, todos ellos destinados a colocarlo en una posición inconcebiblemente distante de cualquier parte del todo) Dios pasa a ser ese todo, algo que no es algo, porque serlo lo convertiría en parte. Por eso afirmo que Dios es algo en lo que no se puede creer, en tanto se mantengan sus atributos últimos. Salvo que se lo bastardee y divida, es algo que no puede operar, crear, resolver, modificar porque al hacerlo estaría estipulando que puede operar, crear, resolver, modificarse a sí mismo. Es decir, en síntesis: si Dios es TODO lo existente (no hablo del Dios construido para dar servicio al miedo del hombre) se identifica con lo existente, deja de existir como Dios (razón motora primordial) para ser lo que existe, una vez más, TODO. Ponerle otro nombre a TODO (Dios, por ejemplo) y esperar que "funciones" es contrario al concepto de totalidad. ¿Aclaré algo u oscurecí?

    ResponderEliminar
  29. Sergio, creo que mis definiciones están bien claras, las expuse al menos tres veces en este intercambio, de modo que no me repetiré. Si te resulta enredado, por favor aclará cuál es el enredo.
    También te aclaré que el concepto de dios que VOS construís, tu "definición" ad hoc, es sólo una contradicción lógica que no garantiza la inexistencia de dioses. La realidad no tiene porque coincidir con tu lógica ni con la de San Agustín o Santo Tomás.
    Aún cuando pudieras realizar lo imposible: demostrar la inexistencia de un ente irracional, te quedarían otros miles de dioses -definidos de otros tantos modos- por demostrar como inexistentes. Indudablemente no vas a poder con todos, de hecho no se puede con ninguno.
    Esa es la razón del agnosticismo: la búsqueda de coherencia; si en el debate exigimos el uso de la razón a los creyentes, nosotros mismos debemos ajustarnos a ella. NO SE PUEDE DEMOSTRAR LA INEXISTENCIA DE UN ENTE IRRACIONAL. Solo se puede descreer de él, y para mí es suficiente.
    Respeto el punto de vista de los ateos y coincido en un 99% con su postura pero no haré lo mismo que los creyentes: afirmar cosas que no puedo probar.
    Si todavía no estás convencido te sugiero una tarea para el próximo contacto, demostrar que no existe Brahma. (el hindú, no la cerveza),
    Un saludo
    Raúl

    ResponderEliminar
  30. Socialismo: un socialista es alguien que no tiene nada, y lo quiere compartir contigo.

    ResponderEliminar